29 de febrero de 2024

S&P descarta riesgos en México por elecciones de 2024, pero prevé que la economía se debilitará

S&P destacó que la relocalización podría aumentar la demanda de crédito bancario.

Por La Redacción.

Si bien las elecciones presidenciales de 2024 no tendrán algún impacto sobre el entorno empresarial de México, Standard & Poor’s (S&P) espera que la actividad económica se debilite, lo que, aunado a las altas tasas de interés, limitará la demanda de crédito.

De acuerdo con la calificadora, a pesar un crecimiento económico mejor que el esperado para 2023, prevé que el PIB real de México se desacelere este año hasta 1.8% y que posteriormente el crecimiento aumente hasta cerca de 2% en 2025.

“Consideramos que la actual administración seguirá siendo prudente en la ejecución de las políticas económicas. Sin embargo, no esperamos que las acciones políticas fortalezcan sustancialmente el entorno empresarial de México”, afirmó.

S&P indicó que la clave para fortalecer el crecimiento es una inversión más sólida, no obstante, los principales obstáculos son el estado de derecho, la inseguridad ciudadana, la calidad de la educación, así como la escasez de energía y agua.

Asimismo, la calificadora expuso que la resiliencia económica seguirá fomentando el crecimiento del crédito, aunque a un ritmo moderado; no obstante el fenómeno del nearshoring podría aumentar la demanda

“La desaceleración económica y las altas tasas presionan la capacidad de pago de deuda de hogares y empresas. Sin embargo, las prácticas de financiamiento conservadoras que aplican los bancos desde hace tiempo amortiguarán el impacto”, explicó.

S&P destacó que la relocalización podría aumentar la demanda de crédito bancario, por lo que seguirán de cerca la forma en que se aborden los principales obstáculos, incluidos los problemas relacionados con la seguridad, el suministro inadecuado de agua y energía.

Aunque, advirtió, el debilitamiento de las condiciones económicas y las tasas persistentemente altas presionarán la calidad de activos y la rentabilidad de los bancos que aún son saludables; pero los bancos mantendrán su actividad con una capitalización sólida y una liquidez sana.

“Los márgenes sólidos, los esfuerzos de contención de gastos y las políticas de originación conservadoras permitirán mantener saludable la rentabilidad de la banca mexicana. Esperamos que los retornos a activos se sitúen cerca de 1.70% a 1.75%, mientras que los retornos sobre capital se sitúan en torno a 16% en 2023-2024”, destacó.

About Author