24 de febrero de 2024

SAT: Discrepancia fiscal, todo lo que debes saber para no caer en ella

Evita problemas con el SAT. ¿Has escuchado del término ‘discrepancia fiscal’? Aquí te explicamos de qué se trata y cómo evitar caer en ella.

Sin duda nadie quiere tener problemas – de ningún tipo- con el SAT, pero muchas veces podemos realizar acciones que desconocemos pueden ser un delito para este Servicio.

Uno de ellos, y de los más perseguidos es el de ‘discrepancia fiscal’ que es cuando ganas y gastas más de los ingresos que reportas al SAT.

¿Qué pasa si caigo en ‘discrepancia fiscal’?

El SAT detalla la discrepancia fiscal cuando tus salidas de dinero (erogaciones) en un año son superiores a los ingresos declarados, o bien a los que te hubiere correspondido declarar.

Si el Sistema detecta que este es tu caso sucederá lo siguiente:

  • Se notificará al contribuyente, el monto de las erogaciones detectadas, la información que se utilizó para conocerlas, el medio por el cual se obtuvo y la discrepancia resultante.
  • El contribuyente contará con 20 días para informar por escrito a las autoridades fiscales pruebas de la procedencia de los recursos con que efectuó las erogaciones.
  • Las autoridades fiscales podrán, por una sola vez, requerir información o documentación adicional al contribuyente, la que deberá proporcionar en el término previsto en el artículo 53 del Código Fiscal de la Federación.
  • Acreditada la discrepancia, ésta se presumirá ingreso gravado y se formulará la liquidación respectiva, considerándose como ingresos omitidos el monto de las erogaciones no aclaradas y aplicándose una ‘tarifa’ / multa.

¿Cómo evitar la discrepancia fiscal?

La respuesta es sencilla, la mejor manera de evitar una discrepancia fiscal es tratar de ser lo más claro y transparentes con todo lo que tenga que ver con cuentas financieras.

Para ello, es relevante contar con una excelente contabilidad, que contengas un registro completo y minucioso de tus gastos e ingresos durante el año fiscal.

Ya lo sabes evita problemas con el SAT y no caigas en ‘discrepancia fiscal’.

About Author