15 de abril de 2024

Por homicidio en La Polar, buscan a ‘El Chiquilín’, identificado como principal sospechoso

El principal sospechoso del homicidio de Antonio Monroy en la cantina La Polar, identificado como Sergio Gama Covarrubias, “El Chiquilin”, encargado de seguridad interna del establecimiento, es buscado por agentes de la Fiscalía General de Justicia capitalina, por su probable implicación en los hechos ocurridos el domingo pasado por la noche.

El dictamen de necropsia realizado en el  Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO)  refiere que Monroy murió por asfixia por estrangulamiento y la posible mecánica del hecho es una “llave china” que el jefe de seguridad -El Chiquilín- le aplicó al comensal.

En un video difundido en redes sociales, se observa cuando el jefe de seguridad interna, saca por la fuerza a la víctima de un elevador, lo azota y lo arrastra a la calle, junto con un guardia de seguridad mexiquense.

El agente del Cuerpo de Seguridad Auxiliares del Estado de México (CUSAEM), Carlos Gustavo “N”, sostuvo en sus primeras declaraciones que él se encontraba de guardia en el acceso principal de La Polar, cuando fue requerido.

Mencionó que algunos meseros le llamaron para que apoyara a “El Chiquilín”, ya que estaba por sacar del establecimiento a un cliente que se negaba a pagar y que estaba en estado inconveniente.

El uniformado del CUSAEM atendió el llamado y se dirigió al estacionamiento donde “El Chiquilín” le habría pedido que le ayudara a sacar al comensal, “ya que se había puesto muy agresivo”.

El oficial fue asegurado por policías capitalinos y presentado posteriormente ante el Ministerio Público, en calidad de testigo.

Carlos Gustavo “N”, tenía siete meses aproximadamente en ese servicio, pero solicitó a sus mandos que  lo cambiaran a otro, ya que algunos clientes eran muy agresivos y el trato del dueño no era el adecuado.

Fuentes allegadas al caso que pidieron se omitiera su identidad, señalaron que el encargado de seguridad, “El Chiquilín”, intentó hace un año aproximadamente incorporarse al CUSAEM, supuestamente para estar armado, pero la corporación rechazó su ingreso por no aprobar los exámenes.

Ahora, es motivo de búsqueda ya que en un video de La Polar y en poder de la autoridad ministerial, se observa claramente cuándo lo saca inconsciente del elevador y lo azota contra el piso, lo que le causa una lesión en la cabeza.

Además, involucró al oficial del CUSAEM al pedirle que lo ayudara a sacar al comensal, pese a que ya no registraba movilidad y tenía una profusa lesión que dejó una amplia mancha hemática, la cual fue alterada por la limpieza que hicieron dos acomodadores de autos.

El oficial recobró su libertad con reservas de ley, pero al día siguiente la policía de Investigación detuvo y presentó ante el MP a Braulio Gerardo Cortes Reyes, quien entró de turno la mañana del lunes, pero fue señalado de estar presente esa noche.

Román “T”, trabajador del estacionamiento de la cantina La Polar, así como el policía del Cuerpo de Seguridad Auxiliares del Estado de México (CUSAEM), hoy se define su situación jurídica.

Ambos podrían ser llevados a reclusión y posteriormente presentados -posiblemente- por los delitos de encubrimiento por favorecimiento.

Aún falta por detener a un par de meseros con los que el afectado inició una discusión por el cobro excesivo en el consumo y que son los que inicialmente lo llevaron a un área donde lo golpearon.

About Author