29 de febrero de 2024

Leche: La marcas que no cumplen con lo que prometen, de acuerdo con Profeco

Sabemos que la leche es una de las bebidas que existe en todas las casas de alrededor del mundo, sin embargo, algunas marcas nos engañan y no cumplen con lo que prometen en su etiquetado, además de que muchas son costosas.

Por esta razón, la Revista del Consumidor, dio a conocer las 3 peores marcas de leche costosa que no debes comprar.

Esto salió ya que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las personas que pertenecen a la clase alta en México perciben un ingreso promedio de 77 mil pesos 975 pesos mexicanos.

Esto les permite darse ciertos lujos como comprar las marcas de leche más costosas, aunque no siempre son las de mejor calidad, por suerte, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) hiz un estudio analizando 17 marcas de leche.

¿Cuáles son las marcas de leche que no cumplen con lo que prometen?

La Profeco determinó que no todas las marcas cumplen con lo que señalan en su etiquetado, a continuación, te las presentamos:

  • Lala 100 fresca sin lactosa deslactosada: no cumple con el contenido de sólidos no grasos y la densidad mínima que establece la NOM-155-SCFI-2012
  • Lala 100 fresca sin lactosa low carb-30 por ciento light: no cumple con el contenido de sólidos no grasos y la densidad mínima que establece la NOM-155-SCFI-2012
  • Lala orgánica entera: esta cumplió con la norma, pero contiene solo 34.7 por ciento gramos de proteína por litro, el más bajo de las leches de costo superior al promedio.

De acuerdo con la Profeco la marca Lala 100 fresa sin lactosa y “low carb” tienen procesos que no están regulados para eliminar la lactosa, eso significa que sus parámetros de densidad y cantidad de sólidos no sean menores.

Pero eso no es todo, también destacó que estos dos productos son distintos a las leches deslactosadas, ya que conserva glucosa y galactosa, que son las que les dan ese dulzor tan peculiar.

Te recomendamos no consumir estas marcas de leche, mejor ve por marcas un poco más económicas que no afectan tu organismo ni tu economía.

About Author