26 de febrero de 2024

Joaquín Guzmán Loera y las confesiones sobre su segundo escape

Joaquín “El Chapo” Guzmán, uno de los mayores narcotraficantes de México, reveló el sentir principal que lo motivó a escaparse más de una vez de las prisiones de máxima seguridad en nuestro país.

El cofundador del Cártel de Sinaloa mantuvo un interesante diálogo con una de las criminólogas más importantes de América Latina: Mónica Ramírez.

Esta especialista en materia de crimen ha entrevistado también a Dámaso López “El Licenciado”, Daniel Arizmendi “El Mochaorejas” y Juana Barraza “La Mataviejitas”.

Intentando meterse en la mente criminal, Mónica Ramírez le cuestionó a “El Chapo”—a quien calificó como una persona reservada—cuál había sido una de sus mejores fugas.

Joaquín Guzmán Loera dijo que su mejor hazaña fue cuando se escapó por segunda ocasión en 2015 donde se encontraba recluido en la cárcel de El Altiplano, al oeste de Ciudad de México.

La segunda fuga del siglo

Una de las noticias que más impactó en el mundo, fueron las grabaciones que se dieron a conocer sobre el túnel (170 por 70 centímetros de ancho y más de mil 500 metros de longitud) por el que escapó “El Chapo” Guzmán.

Al hacer el recordatorio de este, el narcotraficante dijo que estaba muy estresado todo el tiempo, pero que a pesar de eso se portó bien.

—¿Qué pensabas mientras ibas en esa moto dentro del túnel?, preguntó Mónica Ramírez.

—¡Que no me atraparan!, contestó irónicamente, Guzmán Loera.

Conversaciones con los narcos

La criminóloga destacó que su trabajo no tiene la intensión de justificar los actos violencia o convertir el discurso en una forma de idolatración hacia un narco, ya que esto tiene fines profesionales sobre los perfiles psicológicos de los criminales.

El diálogo que tuvo Mónica Ramírez con “El Chapo” Guzmán data de 2016 para hacerle su perfil criminal en el Penal de Máxima Seguridad de La Palma, en el Estado de México.

About Author