26 de febrero de 2024

Identifican a más involucrados con el Cártel Inmobiliario

Por Leonardo Juárez R.

La Fiscalía capitalina dió a conocer que tiene identificadas a otras cinco personas probablemente relacionadas con la red de lavado de dinero y corrupción en el sector bienes raíces en la alcaldía Benito Juárez, de ellas, dos podrían ser familiares del exdirector de Obras de la alcaldía.
En mensaje de medios el vocero de la FGJCDMX Ulises Lara López informó que como resultado de las indagatorias llevadas a cabo por el personal ministerial, se cuenta con más datos de prueba que podrían acreditar la existencia de una red de operaciones con recursos posiblemente ilícitos, mejor conocido como lavado de dinero.
Señaló, derivado de las indagatorias iniciadas por el delito de enriquecimiento ilícito, se cuenta con nombres y probables responsables en posiciones de una pirámide de complicidades en las que podrían haber participado testaferros y empresas fachada que, asociados entre sí, enajenaron, adquirieron, administraron y dieron en garantía bienes inmuebles con el propósito de impedir que se conozca su origen.
Asimismo, cuenta con indicios más claros de esta posible red de lavado de dinero, la cual estaría encabezada por Sofía Soraya Von Roehrich de la Isla hermana de un exalcalde en Benito Juárez Christian Damián, quien fue aprehendida en febrero de este año e investigada por su probable participación en el delito de asociación delictuosa.
Recordó, Sofía Soraya fue ubicada y aprehendida en el poblado de Juriquilla, Querétaro, fungió como la apoderada legal de empresas, las cuales se encuentran probablemente vinculadas con Nicias René “N” exdirector de Obras de la alcaldía Benito Juárez, quien también es investigado por enriquecimiento ilícito.
Detalló, estas siete personas -Sofía Soraya, Nicias René “N” y las otras- probablemente relacionadas en esta red de lavado de dinero, habrían operado por sí e interpósita persona a través de tres empresas de distintos giros, como una constructora, otra que aglutina centros educativos privados y otra más dedicada a inversiones.
Además de estas siete personas, y la referida, a quien se le descubrió un incremento en su patrimonio hasta por 300 millones de pesos, se tienen identificadas a otras cinco más que están en la base de la pirámide; testaferros cuya conducta podría estar relacionada con la adquisición, enajenación o administración de bienes inmuebles.
Resaltó, la gran mayoría de quienes podrían integrar esta red de operaciones con recursos de procedencia ilícita son exservidores públicos y familiares de dichos funcionarios.
Refirió, como parte de esta serie de hallazgos, lo comenté anteriormente, se ha dado vista a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a la Unidad de Inteligencia Financiera, a la Procuraduría Fiscal de la Federación, y en su debido tiempo, a la Fiscalía General de la República (FGR) al tratarse de posibles delitos del orden federal.

About Author