15 de abril de 2024

EL PRI EN LAS ELECCIONES DEL EDOMEX Y COAHUILA SE JUEGA SU FUTURO PARA LOGRAR EN 2024 LA PRESIDENCIA

por Alejandra Barrios Richard.

presidenta de la Asociación Legítima Cívica Comercial

La contienda electoral en el estado de México y Coahuila marcará el rumbo del Partido Revolucionario Institucional en las próximas elecciones del 2024. Si gana, avanzará fuerte hacia la Presidencia, si pierde nada que hacer para suceder al huésped de Palacio Nacional por eso es importante elegir un excelente perfil que dé la pelea.

Y ya encontraron ese perfil en la figura de Alejandra del Moral para el estado de México, ella es una política poderosa aparte de joven, carismática y muy enjundiosa, aguerrida…

Asimismo, logró aglutinar en su torno a la alianza Va por México, con PAN, PRI, PRD más Nueva Alianza. Su experiencia es interesante pues ha sido legisladora y presidenta de su partido, el PRI, por lo que conoce su estado palmo a palmo.

Sin duda le dará la pelea a Morena a grado tal que será la próxima gobernadora.

Por otro lado, el presidente Andrés López Obrador y su partido Morena colocaron para esta contienda a Delfina Gómez quien arrastra una serie de negativos pues ha sido señalada como un peligro debido a que cuando fue alcaldesa de Texcoco retenía diezmos de sus trabajadores y posteriormente como Secretaria de Educación, le quitó las comidas a un millón y medio de niños, al suspender el programa de Escuelas de Tiempo Completo para sustituirlo por el de La Escuela es Nuestra que —como es costumbre en este gobierno— mal reparte dinero en efectivo y todavía está en litigio judicial por parte de organizaciones civiles.

En cuanto a lo que suceda en Coahuila será diferente, esto debido a que la decisión del ex funcionario federal morenista Ricardo Mejía Berdeja de ir abanderado por el Partido del Trabajo ha fracturado la “unión” de Morena en el citado estado.

Su rival a vencer será Armando Guadiana —el llamado Rey del Carbón por lo que ante este panorama Manolo Jiménez, dos veces alcalde de Saltillo puede ser el futuro ejecutivo estatal.

En conclusión, si ambos priistas logran su triunfo, de seguro los políticos contrarios temblarán y se darán cuenta de que son posibles de derrotar en las elecciones del 2024.

About Author