23 de abril de 2024

El Barcelona es investigado por pagos millonarios al vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros

La Fiscalía de Barcelona investiga por un presunto delito de corrupción entre particulares a una empresa de José María Enríquez Negreira, exárbitro y número dos del Comité Técnico de Árbitros (CTA) entre 1994 y 2018, por unos pagos de 1,4 millones de euros realizados por el FC Barcelona entre 2016 y 2018.

Así lo ha desvelado el programa ‘Que t’hi jugues’ de SER Catalunya, que informa de que la investigación se inicia a raíz de una inspección fiscal a DASNIL 95 SL por la tributación de los citados 1,4 millones de euros.

Según la misma información, el Barcelona pagó a la citada empresa 532.728,02 euros en el año 2016, 541.752 euros en 2017 y 318.200 euros en el año 2018, que es cuando se produjo el último pago, una fecha que coincide, según el programa radiofónico, con la constitución de un nuevo CTA y la salida de Enríquez Negreira del Comité.

Citado por el mismo programa, el expresidente Josep Maria Bartomeu asegura que se puso fin a los pagos por «una política de recorte de gastos» y desveló que los informes ya existían «por lo menos en 2003», cuando él llegó al club, y que se pagaron «de manera continuada» hasta 2018.

Esa misma versión es sostenida por la directiva de Sandro Rosell, según el mismo programa radiofónico, mientra que al exvicepresidente Joan Gaspart asegura que «no le constan» estos pagos. La directiva de Joan Laporta, según informaron a EFE desde el club azulgrana, publicará un comunicado en el que dará a conocer su versión de los hechos.

Según la SER, la investigación de la Fiscalía está relacionada con una inspección de Hacienda por irregularidades en la tributación de los tres ejercicios mencionados.

En unas declaraciones a la Cadena SER, Enríquez Negreira ha asegurado que no existe documentación porque su trabajo consistía en asesorar verbalmente al club azulgrana, entre otras cuestiones, sobre cómo se debían comportarse los jugadores frente a cada árbitro y que nunca favoreció a el Barcelona en ninguna decisión ni designación arbitral. 

About Author