15 de abril de 2024

Deja Metro atrás idea de sabotaje y reconoce problemática por robo de cable

El director del Metro, Guillermo Calderón dejó atrás el posible sabotaje en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) que habían señalado existía en este transporte tras el choque de trenes en la Línea 3, que provocó la muerte de una joven universitaria y decenas de lesionados.

En conferencia de prensa, el funcionario reconoció que una de las problemáticas a las que se enfrentan en el Metro desde hace varios años es el robo de cable, delito que notaron aumentó el pasado mes de enero y que, aseguró, comente un grupo o grupos del crimen.

Dijo que los trabajadores también son víctimas de este delito.

“Es robo, robo es un atentado indirecto al sistema del metro, al servicio del metro.… Porque los trabajadores del metro, bueno no sé, será producto de la investigación, pero los trabajadores del Metro están comprometidos con el sistema, los trabajadores del Metro, al contrario, somos los que tenemos que correr en las noches, ellos mis compañeros en específico, a hacer las reparaciones correctas para el día siguiente estar en condiciones de operar o en la mañana siguiente”.https://d-702375204470493057.ampproject.net/2301181928000/frame.html

El director del Metro explicó que el hurto de cable se registra principalmente en las líneas 1, 2, 3, 5 y B, donde tan solo en las primeras tres libras se contabilizan 186 registros en vía pública, fuera de las instalaciones del STC.

Tan solo el año pasado, agregó, se sustrajeron más de 14 kilómetros de cable cuya reposición costó 50 millones de pesos.

“Ahí tuvimos el año pasado 14 mil 500 metros, es decir, más de 14 kilómetros de sustracción y esto no puede ser solo una persona indigente que se meta al registro, son grandes volúmenes y da cuenta de que habla de un grupo del crimen organizado, para decirlo con todas sus palabras”.

Detalló que los tipos de cable que se roban son de alta tensión que alimenta subestaciones de energía y alumbrado, así como cable que alimenta de energía a la barra de guía de trenes, materia que llega a pesar hasta 8 kilos por un metro de longitud.

Agregó que las acciones para evitar el robo de cable es la revisión y sellado de los registros, reforzar los rondines de elementos de la SSC, la vigilancia a través de las cámaras del C5 y la instalación de tres mil 500 cámaras en túneles del Metro.

Asimismo, Guillermo Calderón reconoció que desconoce el número de detenidos y estatus de las 57 denuncias presentadas ante la Fiscalía capitalina por igual número de robos de cable durante 2022 y enero de 2023.

“Efectivamente, pero es la fiscalía, yo personalmente no le doy seguimiento a este tema. (¿No conoce que haya un solo detenido por 57 carpetas?). La fiscalía es la que tiene la respuesta”.

Al respecto, el ex director del Metro e integrante del Consejo Consultivo, Jorge Gaviño coincidió en que hasta el momento se trata de robo de cable y delincuencia organizada, pues se desconoce si algún cable cortado que haya quedado era para fines de hurto u otro motivo, donde se podría caer en sabotaje.

El también diputado local resaltó que la impunidad en este tipo de delitos es lo que ha provocado se agrave esta situación.

“Entonces la conclusión de la fiscalía en aquellos entonces pues fue inadecuada, de tal manera que se repite otra vez el círculo vicioso que yo señalado en un principio, delito que no se persigue quede impune, delito que quede impune se repite”.

De acuerdo con integrantes del Consejo Consultivo, al resolver el robo de cable, los problemas en el Metro relacionados con este delito y que impactan en el servicio podrían reducir entre 40 y 60 por ciento.

About Author