25 de mayo de 2024

Critican diputados panistas asistencia del Contralor de la CDMX al Super Bowl

Tras haber sido captado el contralor Juan José Serrano Mendoza en el Super Bowl, en Arizona, la diputada local por el PAN, Frida Guillén lamentó que el funcionario se haya sumado a la lista de servidores públicos que manejan un doble discurso y que dejan de lado “la falsa austeridad” que pregona Morena.

La legisladora aseguró que Juan José Serrano abandonó a los padres de familia y a las víctimas del derrumbe del Colegio Rébsamen, cuando la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum era delegada en Tlalpan, “por un hueso en el Gobierno” y ahora, traiciona los principios que lo llevaron ahí, que es la supuesta austeridad.

Una vez más se muestra el doble discurso y la hipocresía de Morena y sus funcionarios tal cual fue ayer Juan José Serrano, el contralor de la ciudad que abandonó la austeridad como abandonó a las víctimas del Rébsamen, así fue cuando se fue a disfrutar del Super Bowl y a disfrutar de estos eventos aspiracionistas que tanto critica la 4T”, apuntó.

La panista agregó que junto con el diputado Héctor Barrera solicitará, vía un Punto de Acuerdo, que la Auditoría Superior de la Ciudad de México haga énfasis en la revisión de las finanzas y recursos que ha gastado la Contraloría local en lo que va de la gestión de Juan José Serrano, ya que su cargo sí este sujeto a revisión como ente público.

Por su parte, el contralor Juan José Serrano informó a través de sus redes sociales que los boletos para acceder al espectáculo deportivo fue un obsequio de cumpleaños de su primo.

“Los boletos para el juego del Súper Tazón fueron un regalo por mi cumpleaños 50, de parte de un primo que vive en San Diego, y con quien desde pequeños nos une una gran afición por él”.

Asimismo, el funcionario negó que los boletos hayan tenido un costo de entre cinco mil 500 a los 43 mil 900 dólares y refirió que correspondían a lugares ubicados en las últimas filas del estadio.

Señaló que los gastos de alimentos, transporte y hospedaje “de mi prometida y míos, fueron pagados con mis propios recursos. Viajé, vía Tijuana CBX – y de ahí a Arizona, en una línea aérea de bajo costo”.

About Author