26 de febrero de 2024

Alerta PJCDMX sobre órdenes de despojo apócrifas

Un juez emitió varias recomendaciones, para evitar ser víctima de esta forma delictiva.

Por Sofía Luna

El Poder Judicial de la Ciudad de México (PJCDMX) alertó sobre casos en los que personas – principalmente

Los adultos mayores son las principales presas para el despojo de sus propiedades, a través de órdenes judiciales apócrifas, alertó el Poder Judicial de Ciudad de México (PJCDMX).

El modus operandi se realiza con la ayuda de abogados que inician juicios civiles ante los órganos jurisdiccionales para concretar el despojo de las personas.

El juez 34 Civil, Juan Carlos López González, emitió varias recomendaciones, para evitar ser víctima de esta forma delictiva.

Inicialmente, destacó que en la actualidad los desalojos se ordenan sin “pisotear” los derechos humanos de ninguna de las partes.

Sostuvo que en los casos en los que hay enfermos, adultos mayores o menores de edad en los inmuebles a desocupar, se solicita apoyo del DIF-CDMX.

Todo desalojo implica un procedimiento judicial, aseguró el juzgador, al señalar que esto inicia con una demanda, misma que debe ser notificada al arrendatario y contestada.

Por esa razón, si a una persona le llega un ordenamiento de desocupación de un inmueble sin estos antecedentes, puede ser apócrifo.

Alertó también sobre casos en los que abogados inician juicios ante los órganos jurisdiccionales civiles tendentes a despojar a las personas de sus bienes, y recordó que de inmediato se pone al tanto a las autoridades correspondientes, a fin de que el afectado reivindique la propiedad.

Añadió que el desalojo ordenado por un juez es la ejecución de una sentencia en un juicio de arrendamiento inmobiliario.

Esto es un hecho, cuando el proceso se llevó a cabo en todas sus etapas; presentación de la demanda, admisión de la misma, contestación, ofrecimiento de pruebas y desahogo de éstas.

Si la persona a la que se pretende desalojar nunca fue notificada y por ello no tuvo opción de contestar, podría estar ante un acto ilegal y apócrifo, reiteró el juez López González.

Sostuvo que actualmente el proceso de arrendamiento inmobiliario es un juicio especial sumario cuyo principal objetivo es la desocupación y entrega de un inmueble arrendado.

Respecto a los casos en los que abogados intentan despojar de sus inmuebles a las personas, el impartidor de justicia comentó que le correspondió conocer expedientes de un litigante que, además de cometer los mismos errores garrafales en todas sus demandas, lo hacía bajo los mismos argumentos, no obstante que se trataba de inmuebles distintos.

El juez recomendó que, para evitar problemas con sus arrendatarios, aquellas personas que alquilan un inmueble revisen bien a quien le rentarán.

Precisó que el fiador, firmará y responderá como deudor solidario, y será el que responda por todo lo que haga su fiado, incluso por los daños que llegue a registrar la propiedad y los gastos que se lleguen a generar en un eventual juicio.

En  la Ciudad de México se implementó un nuevo método para efectuar despojo, mediante contratos de compraventa falsos.

La estrategia está dirigida principalmente a propietarios que son adultos mayores, quienes desconocen que han perdido su inmueble, hasta que reciben una orden de desalojo.

About Author